Proyecto Vivir con lobos: la convivencia entre lobos y ganadería extensiva es posible.

El viernes 15 de mayo del 2017, se presentaron en Madrid las conclusiones de un proyecto de Ecologistas en Acción que durante dos años ha estudiado cómo mejorar la convivencia entre lobos y ganadería extensiva en todas las zonas loberas del país.

El proyecto de llama Vivir con lobos y se han enfrentado a un reto claro, abrir vías de comunicación entre los ganaderos que no sufren ataques de lobo por usar métodos preventivos tradicionales y los ganaderos que se están encontrando por primera vez con ataques de un animal que llevaba generaciones sin aparecer.

El proyecto se ha realizado íntegramente con los medios de Ecologistas en Acción, sin ningún apoyo por parte de la administración, y se ha centrado básicamente en dos frentes: por un lado, en entrevistas a cerca de 50 ganaderos que utilizan métodos preventivos con éxito para saber qué les funciona, qué necesidades tienen y qué piden a la administración y, por otro, en dar información a los medios de comunicación para que se trate el tema del lobo desde un ángulo alejado del alarmismo, aconsejándoles contrastar las noticias con otras fuentes que no sean solo la administración o las asociaciones ganaderas.

Las conclusiones recogidas en el documento son:

  • Implementar ayudas a los costes derivados del manejo adaptado a la presencia de lobos.
  • Reconocer legalmente a los mastines como animales de trabajo.
  • Pagar indemnizaciones justas en tiempo y forma condicionadas a la adopcion de medidas de prevención siempre que éstas sean facilitadas por la administración.
  • Promover la prevención de daños, especialmente en zonas de posible expansión de la especie o en zonas de presencia reciente.
  • Fomentar y apoyar el uso de canales cortos de comercialización.
  • Desarrollar una Ley de Ganadería Extensiva adaptada a las pequeñas explotaciones y a un manejo sostenible.
  • Fomentar en la sociedad el conocimiento y la empatia con la ganadería extensiva, y el papel fundamental de los profesionales del sector para la coesistencia con grandes carnívoros.

Las medidas concretas para prevenir los ataques del lobo son:

Captura de pantalla 2017-12-17 a las 0.29.51

Se ha comprobado que la presencia continua del pastor es fundamental y que, a pesar de las dudas que esto genera entre muchos ganaderos, sobre todo de vacuno, ya hay quien lo hace, incluso en zonas escarpadas, y con muy buenos resultados, tanto por ausencia de ataques como por un aumento de los beneficios.

Se puede descargar el documento completo aquí.

También se pretende crear una línea de comunicación entre ganaderos para resolver dudas y problemas in situ, pues se es consciente de que cada explotación tiene sus peculiaridades. Si eres ganadero y quieres informarte, puedes preguntar en Ecologistas en Acción por el proyecto Vivir con lobos.

La importancia de esta iniciativa es histórica, porque da soluciones concretas para la convivencia, aportadas por los propios ganaderos que tienen sus explotaciones, tanto de ovino y caprino como de vacuno, en zonas de lobos.

DSC_0005

La presentación comenzó alabando las virtudes de la ganadería extensiva que mantienen técnicas tradicionales para conservar el medio. Frente a la ganadería intensiva, mejoran los valores de carbono y mejoran los suelos pobres al abonar de forma natural y diseminar las semillas. Además, es fundamental para conservar el paisaje cultural, es decir, ecosistemas que se han formado durante siglos por la mano del hombre y su labor agroganadera, y donde las especies animales y vegetales han ido adaptándose en paralelo, dependiendo ahora de ellas. En palabras de Isabel Díez, coordinadora del proyecto: “No tiene sentido pensar en una España de paisajes prístinos y salvajes”.

DSC_0006

La importancia social de la ganadería extensiva, ligada a la tierra y a los pueblos, tampoco quedaron fuera de la visión de Ecologistas en Acción. Es fundamental para frenar la despoblación del mundo rural y para conservar usos y saberes que tal vez nos vengan bien a todos en un futuro que va a estar condicionado por la falta de recursos como el agua, el pasto o los combustibles fósiles.

Pero la importancia ecológica del lobo también está fuera de toda duda. Es el único gran depredador puro que tenemos y como tal es fundamental para mantener el equilibrio del ecosistema mediterráneo. Como explicó Carolina Martín, de Ecologistas en Acción de Castilla y León: “Sin predadores apicales no hay forma humana de controlar a los herbívoros”, ejerciendo una labor sanitaria imprescindible entre los ungulados salvajes, pues caza a los animales más débiles o enfermos, evitando así la propagación de enfermedades que tanto daño hacen a la cabaña ganadera como la sarna o la tuberculosis.

DSC_0011

Pero en el conjunto de la sociedad y principalmente en la comunidad rural, el lobo sigue siendo un gran desconocido. Desde diferentes sectores ganaderos, asociaciones de caza y administraciones, parece que interesa fomentar el conflicto en lugar de resolverlo. Es un “conflicto hinchado” según palabras de Theo Oberhuber, coordinador de Ecologistas en Acción, pues los problemas reales de los ganaderos son otros.

Como armas para inflamar el conflicto, se dice que el lobo está en expansión y que su número ha aumentado. Carolina Martín, expuso los datos recopilados por ASCEL sobre los dos únicos datos a nivel nacional de los que disponemos, el realizado por el ICONA allá por 1988, y el realizado por la Comunidades Autónomas y recopilado por el MAPAMA en el 2013-2014.

DSC_0014

Según esos datos oficiales, en 26 años solo hay tres manadas más. Nada que ver con esa explosión demográfica de la que se habla en algunos medios.

Iniciativas como el Censo Voluntario del Lobo Ibérico, buscan precisamente realizar un censo cientifico y fiable, que nos permita saber realmente cuántos lobos hay en España, pues las sospechas de censos inflados son continuas, y esas cifras alejadas de la realidad, sirven para justificar la caza legal.

Una caza legalizada, que se produce tanto en zonas al norte como al sur de Duero, donde se supone que está estrictamente protegido, y que según datos ofrecidos por Carolina Martín: “582 lobos fueron abatidos entre 2008 y 2012”. Legalmente sí, pero sin criterios para matar ejemplares concretos, sino al primero que pasa, da igual que sea macho, hembra, adulto o joven.

Las muertes por causas naturales y las causadas por la caza furtiva no se tienen en cuenta para establecer estos cupos de “control de la población”, ni siquiera hay cifras oficiales ni se persigue la caza ilegal.

Si tanto la ganadería como el lobo son imprescindibles, solo nos queda una salida, buscar  formas para la convivencia y eso es lo que pretende Ecologistas en Acción con este proyecto que esperamos tenga el éxito y la repercusión que merece.

 

Anuncios

Un comentario en “Proyecto Vivir con lobos: la convivencia entre lobos y ganadería extensiva es posible.

  1. Pingback: La convivencia entre lobos y ganadería es posible, con la ayuda de todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s