Categorías
Artículos Del lobo Noticias

Sobre la presencia de lobos en la Mariña occidental (Lugo, Galicia)

Artículo aclaratorio de nuestros compañeros de Grupo Lobo Galicia y Proxecto Rebinxe a respecto de un artículo bastante sensacionalista y alarmista aparecido en el medio La Voz de Galicia el pasado día 11 de junio de 2020

 A través de nuestro proyecto científico pretendemos dar a conocer la verdadera realidad de conservación del lobo en España y normalizar situaciones con las que ciertos lobbies interesados pretenden provocar alarma social de todo punto injustificada e injustificable.

Ante la publicación del día 11 de junio en el periódico La Voz de Galicia en su edición para La Mariña, Los lobos pasean por la playa en Xove, y las declaraciones que en ella se vierten por parte del alcalde de este ayuntamiento, desde Grupo Lobo Galicia y Proyecto Rebinxe, asociaciones que participan en la elaboración del Primer Censo Nacional del Lobo Ibérico a través de la Ciencia Ciudadana, creemos que es conveniente realizar una serie de aclaraciones que reflejen la realidad de la situación. 

1º- En el periódico se recoge:

“É unha loucura” lo que está sucediendo, exclama Demetrio Salgueiro, alcalde de Xove. “Ataques constantes, case a diario, moi cerca das casas” generan inseguridad. Y no solo por él ganado, sino, sobre todo, porque “pode haber unha desgraza, imagina que vaian a por algún neno”.

Consideramos que pese al desconocimiento que pueda existir de cara a esta especie o en lo relativo a la conservación de fauna, un regidor municipal tiene el deber de documentarse para poder estar a una mínima altura conceptual y científica, además del deber de poseer el principio básico de precaución en sus declaraciones.

El lobo no supone un peligro real para el ser humano, su respuesta es evitar dentro de lo posible el contacto con las personas, como animal silvestre que es. Cualquiera puede comprobar que los ataques de lobo ibérico a personas en España en las últimas décadas no existen, y sin embargo hay docenas de muertes por ataques de perros. Cabe preguntarse si el alcalde de Xove no debería estar más preocupado por el incremento en el número de estos animales domésticos y el riesgo diario que los paseos de estos animales sin correa por los arenales pueden suponer, sobre todo para niños y personas mayores.

De todas formas, cualquier animal salvaje es susceptible de contactar en alguna ocasión y de manera esporádica con los humanos, debido a múltiples causas como la pérdida de hábitat, la presión del sector cinegético o la elevada humanización del territorio en la mayor parte de la geografía gallega. Fue así siempre y así seguirá siendo, aún más si cabe con las actuales políticas de desprecio por la conservación de los espacios naturales.

El área de distribución del lobo abarca el 94% del territorio gallego y hasta el 98% de la provincia lucense, por lo que no es algo extraño por tanto que un ejemplar pueda ser avistado cerca de una zona habitada. Muchas veces asociamos la presencia del lobo a los ecosistemas más recónditos y preservados, aislados de la actividad humana, pero la situación es muy diferente: ocupan casi la totalidad del territorio y, si bien es cierto que lo ideal sería que contaran con un hábitat bien conservado y con abundantes presas silvestres, esto dista mucho de ser realidad.

La conservación del lobo es fundamental, pues juega un papel clave en los ecosistemas como predadores apicales, resultando una pieza insustituible en los mismos al regular, por ejemplo, las poblaciones de ungulados salvajes y evitando la propagación de enfermedades al ganado. 

Si no se dispone de los conocimientos siempre es mejor consultar antes de alarmar a la sociedad con declaraciones más propias de la Edad Media. Resulta de una irresponsabilidad total emitir semejantes valoraciones, y lo más grave de todo: manifestaciones como esta echan por tierra el trabajo de educación ambiental que realizan multitud de instituciones y asociaciones como las nuestras y que se lleva a cabo desde diferentes ámbitos, tanto en la educación formal como informal, para conseguir mejorar la relación entre el ser humano y la naturaleza y dotar de conocimiento científico a la población en lo relativo a la conservación de la biodiversidad. Conocimientos de los que sin duda carece tanto el alcalde de Xove como su asesor, “un experto en caza”. Comprobamos una vez más la importancia de que la conservación del lobo en Galicia tenga una base científica, basada en la etología y en seguimientos regulares de la especie, alejada de grupos de presión con otros intereses ajenos a su conservación. 

2º.- En la noticia de prensa aparece:

Demetrio Salgueiro y un experto en caza como Pancho Ramos, jefe de la guardia de seguridad municipal de Xove, llaman la atención sobre un hecho relevante. Los lobos han abandonado su hábitat natural y, de atacar meses atrás en áreas aisladas como, por ejemplo, el monte Pao da Vella, ahora campan a sus anchas por todo el municipio, y hasta van a la playa.

La existencia de este grupo de lobos no es algo nuevo y viene de años atrás, tal como hemos comprobado. Es cierto que hace unos meses se encontraban en una zona más interior y menos humanizada, pero no abandonaron su hábitat natural. Su hábitat natural es la totalidad del territorio gallego. 

Mapa de territorio e indicios de presencia
Imagen de individuos del grupo familiar de Viveiro-Xove 

Desconocemos cuál fue la causa del desplazamiento temporal del grupo hacia la costa, pero es probable que se deba a la presión humana. Los motivos pueden ser diversos: falta de alimento, actividad cinegética, molestias cerca de la zona de cría… pero no existen pruebas que avalen que el confinamiento influyera en este sentido. Tampoco es algo raro que acudan de manera puntual a las playas aquellos grupos situados más cerca del litoral. Muchos animales hacen el mismo (zorros, jabalís…), pues el mar trae a la costa restos que pueden ser aprovechados, y durante esta época ningún aporte alimenticio se puede desaprovechar. En un país con una conciencia ambiental avanzada nos alegraríamos de contar con la presencia de una especie emblemática de la fauna ibérica. 

Aquí parece que algunos se quedaron estancados en el pensamiento de los “alimañeros” de hace siglos. 

3º.- Recogemos textualmente de la noticia que, el ayuntamiento de Xove:

(…) el 24 de abril se dirigió oficialmente a la Consellería de Medio Ambiente, reclamando una “solución de xeito urxente”. Aún no le respondieron, pese a advertir de la “desprotección total” de ganaderos que pierden reses y de otros riesgos potenciales por los “continuos ataques de lobo”. Reclamaba autorización para “batidas ou montería o cualquier otra solución”.

En primer lugar hay que aclarar que Xove se encuentra en la Zona 3 según el Plan de Gestión del Lobo en Galicia, donde el control de la especie es excepcional y supeditado a la adopción de medidas preventivas. En este sentido cabe recordar que está totalmente prohibida su caza. Además, diversos estudios científicos señalan que eliminar arbitrariamente individuos de un grupo incrementa los daños al ganado al romper la cohesión y aprendizajes de la manada, que de otro modo discriminaría positivamente a las presas silvestres frente a los animales domésticos. 

En segundo lugar, ante los ataques al ganado nadie puede obviar el enorme trastorno que provoca la pérdida de un animal para un ganadero/a. Además del impacto económico, a menudo deben afrontar daños psicológicos en los animales que sobreviven a un ataque, abortos o animales que desaparecen imposibilitando solicitar la correspondiente ayuda. Por eso es tan importante prevenir estos ataques. Desde la Consellería se ofrecen compensaciones por daños generados por  ataque de lobo al ganado, que deben solicitarse siguiendo los trámites oportunos. Lamentablemente, los retrasos y dificultades en los pagos y compensaciones de los daños sobre las reses no ayudan, y fomentan aún más la conflictividad con la especie. 

Ya que desde el ayuntamiento de Xove se reclaman soluciones, aquí va alguna: 

En todos los lugares donde habita la especie existe probabilidad de ataques al ganado. Hay que dificultarle el acceso a las reses, por lo que la opción más eficaz para evitar los ataques al ganado es la adopción de medidas preventivasEn la zona que nos ocupa hemos comprobado la ausencia de estas medidas. 

Imágenes de la zona en las que se puede comprobar la inexistencia de medidas preventivas y los cierres que a todas luces son ineficaces para evitar los daños del depredador. 

Por esto instamos a las personas que posean ganado especialmente sensible (ovejas, cabras, potros de menos de 8 meses, ganado bovino de pocos meses) sin protección mediante perros tipo mastín, que adopte, en la medida de sus posibilidades, algunas de las siguientes medidas de prevención: 

– Control y vigilancia de los animales con mayor frecuencia. 

– Retirar este ganado por la noche en algún lugar protegido: cabañas, alpendres, cortes… y, de no ser posible, situarlo en fincas con pastores eléctricos o perros. 

– Solicitar información y ayudas para la prevención de daños a las explotaciones ganaderas que ofrece la Consellería desde el año 2016 (compra de mastines, instalación de cercas…). El Decreto 297/2008, de 30 de diciembre, por el que se aprueba el Plan de Gestión del Lobo en Galicia, recoge una serie de medidas a adoptar en lo relativo a la conservación y gestión de la especie. Este Decreto sigue sin cumplirse en su mayor parte. Sobre las medidas preventivas, en la sección cuarta, punto 20, se recoge:

4.20- Se fomentará la divulgación a los ganaderos sobre los distintos métodos de prevención de daños, para lo cual se realizará una campaña informativa al respeto que incluirá la elaboración y distribución de un folleto explicativo. 

En la actualidad no se cumple la normativa europea ni el plan de la Administración autonómica que protege a la especie y a sus hábitats, por lo que se podría empezar por este punto, siendo fundamental la gestión basada en la conservación de la especie y no en la caza no justificada.

En Galicia, el DECRETO 297/2008, de 30 de diciembre, por el que se aprueba el Plan de Gestión del Lobo en Galicia, determina que la población de lobos de Galicia pertenece a la población de lobo ibérico situada al norte del río Duero, por lo que está incluida en el anexo VI (especies animales y vegetales de interés comunitario que pueden ser objeto de medidas de gestión) de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del patrimonio natural y de la biodiversidad, que traspone al ordenamiento jurídico español la Directiva 92/43/CEE del Consejo, de 21 de mayo, relativa a la conservación de hábitats naturales y de la flora y fauna silvestre.

En su punto 4: 

El Plan de Gestión del Lobo en Galicia establece que su finalidad y objetivos son garantizar la viabilidad de esta especie en nuestro territorio, manteniendo una población estable del lobo en Galicia y al mismo tiempo compatibilizar su existencia con el de la ganadería extensiva y con la viabilidad económica de las explotaciones agropecuarias, adoptando medidas preventivas y estableciendo líneas de ayudas para paliar los daños causados por esta especie, así como poner en valor la existencia del lobo y convertirla en un elemento que fomente el desarrollo rural y turístico de las zonas donde se encuentra presente esta especie.

En su punto 20.- Prevención de daños a la cabaña ganadera:     

1). La Dirección General competente en materia de conservación de la naturaleza y la Dirección General de Producción y Sanidad Agropecuaria, en colaboración, fomentarán la adopción por parte de los ganaderos/as de medidas preventivas para evitar los ataques de los lobos en las explotaciones ganaderas. A estos efectos, se establecerán ayudas destinadas a fomentar el uso de  mastines, la colocación de vallados electrificados, líneas de banderas y el reforzamiento de las instalaciones (corrales, naves, etc.).

2). Se fomentará la investigación y valoración de la eficacia de distintos métodos de prevención de daños para el ganado en régimen no extensivo. Se promoverá la investigación y puesta en marcha de proyectos piloto de aplicación de métodos de prevención de daños para el ganado que permanece en pequeñas parcelas cercadas, en especial la utilización de perros mastines para vigilar los rebaños, el empleo de vallados electrificados y de las líneas de banderas ( barbacanas o  fladry).

3). Se realizará un seguimiento y se valorará la eficacia de los distintos métodos de prevención para el ganado extensivo, principalmente vacuno y equino, y, en la medida de lo posible, se estudiarán las características eco-etológicas de las razas de ganado (vacuno y equino) en régimen extensivo, como las conductas defensivas ante la predación de los lobos (cohesión de los grupos para defender a las crías, tamaño óptimo y composición de los rebaños para repeler los ataques, razas autóctonas versus foráneas).

4). Se fomentará la divulgación a los ganaderos sobre los distintos métodos de prevención de daños, para lo cual se realizará una campaña informativa al respeto que incluirá la elaboración y distribución de un folleto explicativo.

En su punto 22.- Apartado 3) :

Las ayudas para paliar los daños producidos por el lobo se reducirán o denegaran para aquellos posibles beneficiarios que no se  corresponsabilicen en la adopción de las medidas preventivas que se fijen en las correspondientes órdenes de ayudas para evitar estos daños. 

4º- Finalmente, nos gustaría remarcar el papel que juegan los medios de comunicación en el tratamiento de la información sobre especies silvestres. Un periódico no debería realizar apreciaciones lamentables como la siguiente:

Plantándose ante el hombre han caído en una trampa, las fotografías confirman que son lobos los depredadores que  siembran el temor en Xove.

Creemos necesario que desde cualquier medio serio debe existir responsabilidad a la hora de abordar un tema como este. Debería garantizarse la objetividad y la comprobación y consulta de datos veraces a la hora de redactar una información que puede afectar a la conservación de una especie protegida. Cabe preguntarse si debe ser noticia cada vez que un animal silvestre  deprede sobre el ganado o sea avistado por una persona. Es algo que sucede especialmente con el lobo, y no es casualidad. Existe una campaña de acoso y derribo alentada desde ciertos sectores en la que no puede caer un medio de comunicación. Comprobamos como casi diariamente salen informaciones sobre esta especie, y siempre con un  sesgo negativo. En particular, este grupo familiar de lobos lleva siendo objeto de menosprecio en los medios en los últimos tiempos de una manera exagerada. 

Hacemos un llamamiento para que desde los medios se consulte y recoja información veraz y objetiva antes de elaborar una publicación, evitando caer en el sensacionalismo, más si cabe cuando hablamos de conservación de especies. 

Lo que realmente es una desgracia es que un niño o niña pueda leer una noticia tan retrógrada y carente de argumentación como esta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .