La conservación del lobo ibérico ha generado históricamente un gran conflicto social donde ganaderos, cazadores, conservacionistas y administración no terminan de ponerse de acuerdo.

Cada uno de estos grupos defienden unos intereses aparentemente opuestos, lo que impide plantear cualquier plan integral de protección, quedando a merced del vaivén político.

 

Pero los conocimientos científicos avanzan y ahora sabemos mucho más sobre la influencia de los superdepredadores en los ecosistemas. El lobo pasa de ser una alimaña a un elemento importantísimo para el equilibrio del resto de fauna y flora.

Captura de pantalla 2016-08-10 a las 13.24.48

Xiomara Cantera, periodista y responsable de prensa del Museo Nacional de Ciencias Naturales, explica en un artículo del número 9 de la revista digital del museo Naturalmente, por qué el lobo puede ser un aliado también para los cazadores y ganaderos.

Link: http://revista.mncn.csic.es/nm09/#36

 

Anuncios